Así son
Nuestras
Historias
Una carta de Ada para Confiar

El día de hoy quiero compartirles mi felicidad y agradecer primero a Dios  por tener la oportunidad de llegar a este inventico llamado Confiar, a mi Familia, al  Concejo Administrativo, Jefes y Compañeros, porque gracias a ellos obtuve mi beca para poder estudiar. 

Es para mí motivo de gran orgullo y satisfacción estar pronunciando estas palabras de nostalgia, agradecimiento,  plenitud y porque pienso que Confiar es una de las cosas más maravillosas que Dios me ha dado en la vida.

Hace algunos años la Cooperativa Financiera Confiar, me abrió sus puertas y con ello permitió que personas como yo acogieran los compromisos y las normas que legitiman a la cooperativa como un espacio de formación laboral, personal, ética y moral.

Me siento parte de la institución, a lo largo de un currículo laboral, de espacios culturales y programas de extensión dejé que mis conocimientos se fueran transformando y con los conocimientos se transformó también mi perspectiva, es decir, permití que las experiencias laboral y mi educación universitaria pasaran a través de mí y a partir de ahí experimente cambios en mi vida.

 

Cambió la forma en que veía la realidad de mi institución, cambió el rol que ocupe en la sociedad y con ello creció el compromiso de hombres y mujeres que transforman el entorno a través del quehacer profesional.

 

Es Gracias a ustedes que puedo presentar mis agradecimientos por mis grados y Gracias CONFIAR por hacer mi vida más Cálida y Feliz y la de todos tus asociados y allegados.

ADA VELASQUEZ AVILA

Mostrar más